"Fotografiar es poner en el mismo punto de mira la mente, el ojo y el corazón. Es una forma de vivir". Henri Cartier-Bresson"

miércoles, 18 de abril de 2012

Taller de fotografía para curiosos y aficionados

El miércoles 4 de abril realizamos, con le gente de "Taller Itinerante Agua Viva" un taller sobre fotografía.
 La idea surgió en una de las tantas conversaciones con Eduardo, impulsor de "Agua Viva". Le dí el si en forma un tanto apresurada sin meditar mucho lo que significaba ese compromiso. Al tiempo fijamos la fecha y comencé a intentar darle forma a la propuesta. Primero, a quien iba ir orientado el taller, consideré que debía ser a todos quienes tuvieran la curiosidad de interpretar que ocurre cuando tomamos una foto. Mis temores eran varios, el principal, lograr ser simple y claro para que cualquier curioso no se perdiera en la maraña de conceptos que llevan tiempo y ensayo incorporarlos. Así fui diagramando la propuesta, eligiendo algunas fotos que ejemplificaran lo que les contaba, armando una hojita con algunos datos básicos como ayuda memoria, y llego el día, y me di cuenta que era la primera vez que hacía algo por el estilo, estaba nervioso, cosa que no debería ocurrir en un hombre de mi edad y experiencia, pero si, estaba nervioso, lo encaré con mucha responsabilidad respetando a quienes me regalaron su tiempo para escuchar que les podía trasmitir de este hobby cautivante. Pasados los primeros momentos, me sentí muy cómodo, hablando naturalmente de algo que es parte de mi vida, llevo la fotografía dentro, miro las cosas con ojo fotográfico, imagino fotos estando sin cámara, es parte del disfrute y el desafío de ir logrando esos "trofeos" que se van incorporando a la colección a través del tiempo. Ese sentimiento era lo que quería trasmitir, que la fotografía es tan simple y tan compleja como uno lo quiera. Casi sin darme cuenta transcurrieron mas de dos horas compartiendo imágenes y experiencias en un cálido ambiente. Mi hijo Dani, filmó el taller, lo que me permitió "verme" y participar como un oyente mas, y realizar una valoración mas profunda de como había resultado el desafío, me sentí reconfortado por lo logrado, en varios de los asistentes les "desperté" la inquietud de saber cuanta cosa ocurre cuando apretamos el disparador. Una experiencia inolvidable que tal vez se repita.

                                   


No hay comentarios:

Publicar un comentario